Ciclo Descubriendo la Ciencia: «Escuchando los sueños de un ave», a cargo de Gabriel Mindlin

La Academia Nacional de Ciencias presentará, el martes 11 de mayo, a las 18 hs, la conferencia Escuchando los sueños de un ave, a cargo del reconocido físico Gabriel Mindlin. Para participar, sólo deberán ingresar ese día al Salón de Actos Virtual de la ANC – ID ZOOM: 878 2927 4014.

La actividad forma parte de la segunda edición del ciclo de conferencias «Descubriendo la Ciencia», organizado por la Comisión de Extensión y Fomento de las Ciencias de la Institución. Este ciclo, está compuesto por una serie de conferencias divulgativas a cargo de reconocidos investigadores y divulgadores del quehacer científico, que acercarán su trabajo y los avances en su ámbito de estudio a todo tipo de público.

La actividad es para todo público, gratuita y no requiere inscripción previa.

La conferencia en palabras de Gabriel

Pocas cosas nos son tan familiares, y al mismo tiempo, tan esquivas y misteriosas como los sueños.
No sería fabuloso poder registrar sueños, mirarlos, y escucharlos la mañana siguiente?
En esta charla quiero contarles algunas historias sobre lo que sueñan las aves… porque sí, las aves sueñan, y sueñan que cantan. Quiero compartir cómo hacemos para estudiar sus sueños, y sobre cómo usar la física… para escucharlos.

Y… Gabriel en palabras de Gabriel

Nací en La Plata, ciudad en la que estudié la licenciatura en física. Luego viajé a Estados Unidos, donde hice mis estudios doctorales en la Drexel University.
Me desempeñé como profesor en la Universidad de Navarra, España, y como investigador asociado en la Universidad de California en San Diego. A mediados de los noventa me instalé en Buenos Aires, donde soy profesor en la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET. Allí tengo un laboratorio donde estudio la física y la neurociencia del canto de las aves.
Estoy casado con Ana, soy el papá de Julia e Iván, y mantengo un amor (poco correspondido) con la trompeta.
Una parte importante de mi día es la corrida matinal por el parque Pereyra Iraola en Villa Elisa, cuyos pájaros han inspirado muchas de las historias sobre las que he investigado y escrito en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *