Situación previa a la creación de la Academia Nacional de Ciencias

En la primera mitad del siglo XIX en la República Argentina solo existían algunos colegios e instituciones, muchas de ellas de efímera vida donde se daban rudimentos de ciencias naturales. La Universidad Nacional de Córdoba, fundada en 1613 y la Universidad de Buenos Aires, que data de 1821, eran los únicos establecimientos de enseñanza superior… pero con enormes limitaciones en el campo de la investigación.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires, encabezado por el general Martín Rodriguez, además de fundar la universidad, creó en 1822 la Academia de Medicina de Buenos Aires. No es el caso enumerar otros intentos culturales que se llevaron a cabo, pues aproximadamente desde 1830 cae el país en un profundo letargo hasta 1852, año en que se inicia la etapa de organización y progreso de la nación. Se nacionaliza la Universidad Nacional de Córdoba (1854), que con posterioridad modifica su plan de estudios dando mayor cabida al cultivo de la ciencia, aunque aún insuficiente. La Universidad de Buenos Aires, todavía provincial, crea la Facultad de Ciencias Exactas en 1865, integrada por calificados profesores italianos.

No debe olvidarse la importancia que tuvieron las investigaciones efectuadas pro los científicos viajeros y exploradores llegados a nuestra tierra, afanosos por hacer conocer a la ciencia del mundo los misterios que aquí encerraba la naturaleza. Para ello vinieron d’Orbigny, Darwin, Burmeister, Mantegazza y Bravard, entre otros.

El único centro de investigación científica se desarrollaba en el Museo Público de Buenos Aires creado por inspiración de Rivadavia, elevado al rango de alto centro de estudios por Hermann Burmeister, nombrado en 1862 Director del mismo por Mitre, cuando era gobernador de la provincia y Sarmiento su ministro.

Fuera de este Museo y algunas fugaces sociedades de aficionados al estudio de la ciencia, nada más había en el país.

 

Fuente:
– Miscelánea Nro. 75 “Breve historia de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba, República Argentina”. Telasco García Castellanos, Academia Nacional de Ciencias, 1987.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *