Pizarras Metamórficas

La Academia Nacional de ciencias posee dos pizarras que se emplean para expresar un recordatorio de personas, hechos o circunstancias que, de una manera u otra, han influido en el desarrollo y consolidación de las ciencias. Su contenido es cambiante en el tiempo , por ello lo de metamórficas.

Sobre dichas pizarras se representan elementos gráficos que evocan un determinado asunto en forma simple y estética. Dichas representaciones permanecen expuestas al público durante meses y hasta un año.

La Pizarra Mayor se encuentra en la Sala de Lectura de la Biblioteca. Su naturaleza de auténtica pizarra, es una pieza monolítica importada desde Alemania a principios del siglo XX. Posee 2,35 m de ancho por 1,15 m de alto, se halla fornida de un robusto marco de “pino tea” que se prolonga en dos vástagos que sirven se apoyo a la pesada estructura.

La Pizarra Menor está en el actual pasillo que conecta el patio de la Academia con el Museo Histórico de la Universidad Nacional de Córdoba. Su naturaleza es un estuco cementicio negro, sus dimensiones son 3 m de ancho por 0,78 m de alto. Esta pizarra fue redescubierta en 2012, oculta durante años bajo capas de pintura, en ocasión de efectuarse la recuperación del contrafrente. Esta pequeña pizarra, hoy a la intemperie , perteneció a uno de los recintos cerrados que fueran demolidos en 1935 para alojar una ampliación de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.


Año 2014

Con motivo de la realización del XIX Congreso Geológico Argentino, la Pizarra Mayor exhibe los retratos de Guillermo Bodenbender y Anselmo Windhausen. Los retratos fueron realizados en tiza y pastel por Alfredo E. Cocucci. <>


Año 2013

Este año, dedicado a la Matemática, la Pizarra Mayor exhibe los retratos de Carl F. Gauss y Gottfried W. Leibnitz. Mientras que la Pizarra Menor exhibe el retrato de Albert Einstein. Los retratos fueron realizados en tiza y pastel por Alfredo E. Cocucci. <>


Año 2012

Ese año la Pizarra Mayor exhibió los retratos de Domingo F. Sarmiento y Eduardo L. Holmberg, en razón que ese año estuvo dedicado a la conmemoración de Holmberg, primer naturalista argentino. Los retratos fueron realizados en tiza y pastel por Alfredo E. Cocucci. <>